Skip to main content

Invocación

(2002)

(Escrito un día sin nubes)

Acércate, lluvia, acércate a este mundo. Llueve lo que quieras tu vida de techos y paraguas. Llueve tu vida pesada al borde de la oscuridad.

Llueve, y despierta los sentidos más ocultos y pacíficos de los hombres, despierta sus gestos más humanos, sus secretas heridas abiertas; despierta sus palabras de consuelo, sus silencios abrasadores, sus sensaciones nostálgicas de brazos abiertos.
Ven, acércate, y llueve sin miedo. Tu agua es licor que se desliza entre enredaderas y mejillas de mujer. Tu agua es oro transparente. Es sopor en las noches solitarias cuando el sueño no llega.

Algún día que lluevas fino, podría acercarme a ti. Levantar la mirada hacia el nimbo del que provienes y dejar que tus gotas golpeen mis ojos salados y parpadear. Jugar así, o bailar y empaparme las ropas secas de tanta soledad.

Acércate, lluvia, la ciudad te necesita. Necesita beber de tu fuente esencial, de tus manantiales sagrados, atragantada por tanta comida enlatada, ardiendo embebida por los licores de la soberbia, sufriendo por la suciedad que habita en las calles y que ensucia a la gente sin tregua.

Acércate, lluvia, para que la ciudad te pertenezca. A veces esta vida se asemeja a un jardín seco.

Acércate, lluvia, y levanta mi espíritu, orienta mi luz. Refuerza mi fragilidad. Despierta mis sueños olvidados. Endulza mis sueños perdidos. Encandila a mi diablo sin freno. Juega en mi alma con tu agüita divina, y alimenta la dicha que se oculta en mi ser.

Te extraño, lluvia, te extraño...

Comments

  1. Hay pocas cosas que me provocan tanta tranquilidad como la lluvia en verano, descalza en el barro con olor a tierra mojada.
    Ahora cierro los ojos y gotones caen sobre mi, siento todos esos perfumes juntos.

    (Por acà se viene Santa Rosa, o al menos eso dicen, lo que sè es que agosto es un mes raro)

    ReplyDelete
  2. Vanini!leí tu súper reseña de mi blog, no creas... sólo estaba de vacaciones. Así que esto es lo que tú haces... pero es trampa, no son textos actuales! ¿y ahora? ¿cómo son ahora esos fragmentos de una vida pasajera? (tan pasajera, por otra parte, como la de todas las personas, ¿o no?). Voy a enlazarte, ok? por cierto, te recomiendo este blog:
    http://elblogtardiodeelenaroman.blogspot.com/
    es de una amiga poeta (pero de verdad, con libros publicados y todo).
    Un abrazo!
    Rocío (la que te adivinó el acento de la provincia...)

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Is there anything?

(2017)
Can you hear the wind rise behind the trees? Can you smell the rain breathing though the air? Can you see those blinding lights painting the streets? Is there anything you fear?

Can you tell between the good and the bad when you make a decision facing a wall? Can you tell who’s right and who’s wrong when your ass is on the line? Can you see the smoke far in the horizon reaching out the sky? Is there anything you love?

¿Adónde me lleva la vida?

(2016)
Me detengo. Me siento.
Tengo la sensación de tener la cabeza en muchas partes y en ninguna a la vez. Como los fragmentos de una imagen esparcidos en un lago quieto.
El tiempo se mueve al ritmo de las manecillas del reloj. Un reloj detenido es la prueba brutal de que el tiempo sigue su curso, de que tanto tiempo como espacio están en constante movimiento.
Cada día comprendo que nadie es perfecto, que la suerte ya está echada. Y que, sin embargo, todo puede cambiar.
Es la vida la que nos mata, no la muerte. Y a ella nos aferramos.

Me pongo de pie. Empiezo a andar. ¿Adónde me lleva la vida?

Camino de Santiago

(2017)
Desperté antes del alba. Mis pasos interrumpían el soliloquio del silencio. El cerro O’Cebreiro parecía vivir A través de mi andar. Si me detenía a observar el paisaje, El cerro latía bajo mis pies.
El camino proseguía: Los árboles, los arbustos, La tierra del camino mismo, Todo subiendo a mi cuerpo: A mis pies, a mis caderas, a mis manos.
La tierra seca que sube hacia el aire Y me cubre el cuerpo cuando camino. El contacto de la tierra con mis labios, El sabor de la tierra en mi lengua.

Y el camino.